martes, 17 de septiembre de 2013

Capitulo 33.

Pisadas..Las fuertes garras me agarraban los brazos como un par de jaulas de esas que se usaban para la caceria de osos. Me agarraban tan fuerte que ya deberian haberme roto un brazo pero no era asi, parecian tomarme con cuidado con lo que parecia temor de causarme algun daño..Podia oir el latido de 3 corazones que se escuchaban de la misma manera. El corazon de los de la manada de mi abuelo latian mas rapido que lo normal, el de mi abuela Nessie latia como un repiqueteo de aves y el de mi madre Nikki latia igual. Pero este latido era diferente, pesado y lento. Solo lo habia escuchado en 2 personas: Jordan y su hermana 'Stella... Pero ahora habia 3 corazones latiendo igual contando a mi captor. Jordan estaria tambien cerca? En lo mas oscuro de mi consciencia senti panico pero no era por mi, era por Mi Jordan a el no debia pasarle nada, pero bueno el era un soldado Vulturi perfectamente entrenado el sabia como defenderse y nos sacaria de esta situacion a ambos, pero hasta ahora el no habia echo nada.
Estaba en un cuarto oscuro rodeada de personas al las que no podia mirarles la cara, solo escuchaba susurros y voces atemorizadas, no entendia que hacia aqui ¿Que acaso aqui era donde me habia traido esa criatura?. Junto a la pared mas alejada empezaron a escucharse ruidos y la pared empezo a caerse a pedazos destruyendose por completo ¡Que esperan, escapen! pero nadie se movio de su sitio, en cambio algunos se refugiaron entre sus piernas y entonces alguien entro por aquel hueco , era un hombre alto, debia medir unos dos metros, tenia los brazos tatuados con finas marcas que parecian un lenguaje antiguo. Su cabello rubio estaba atado fuertemente a su espalda por un aro de oro, nos miraba con desprecio y fijo su vista en una chica de unos 17 años se acerco a ella y la tomo por el brazo, al agacharse pude notar una extraña cicatriz en su cara y sus ojos verde esmeralda miraban con furia a la mujer, ella no se atemorizaba y se mostraba fuerte, entonces paso lo inesperado. El hombre empezo a golpearla con furia y un salvajismo que solo habia visto digno de un hombre lobo en sus primeros dias como tal, la chica se reia fuertemente y el hombre se enfurecia aun mas. ''Matarme no te los delvovera Stanislav, ellos se los llevaron y ahora estan muertos!'' cantaba la mujer con burla aunque estaba siendo golpeada brutalmente, su cara estaba hinchada y parecia tener la piernas rotas. ''Eres  una maldita traicionera, deberias arrepentirte de haber faltado a la lealtad que me juraste como tu rey'' grito el hombre enfurecido. ''Debiste de haber visto sus ojos Stany, tus pobres hijos aterrorizados cuando los Vulturi entraron por ellos, esperando a que su padre llegara a salvarlos pero sin embargo te quedaste en la comodid de tu palacio sin hacer nada, oh pobres criaturas miserables'' dijo con falsa pena la mujer entre sus dientes rotos y la sangre que salia de su boca. ''Tu tenias que cuidarlos, estupida, tenias que llevarlos a un lugar seguro, tu eras su protectora pero ahora no eres mas que una rata sucia y traicionera, sabes que les hacemos a los traidores? los degollamos, se donde vive tu pequeño Royce, oh tu pequeño de solo 2 años y medio pagara caro por la estupidez de su madre.'' El hombre parecia fortalecerse con la cara asustada de la mujer. ''no! Mi rey por favor, no! mi hijo no tiene nada que ver es solo un niño'' dijo con angustia y miedo, ''Mis hijos tambien eran solo unos niños, debiste pensarlo estupida, te creia mas inteligente Kara, ahora paga las consecuencias'' El hombre no parecia inmutarse si quiera con las suplicas de la mujer. La dejo ahi tirada y cuando iba a salir la mujer hablo. ''Maldigo el momento en el que te ame Stanislav, maldigo cuando encontraste a aquella mujer, te enamoraste de ella y te casaste, me dejaste sola con tu hijo en mi vientre y te fuiste con otra por ''amor'' tu fuiste el idiota'' Dijo la mujer, en sus palabras solo habia dolor y rabia. el hombre confundido y enojado al mismo tiempo sin voltear dijo: ''Ese no era mi hijo, era un bastardo que nunca debio ser engendrado y yo no te amaba Karolina, yo amaba a mi esposa y tu nunca fuiste nadie para mi y si te atreves a volver a mencionar ese bastardo hijo tuyo te las veras peor'' dijo y salio de ahi. 
Stanislav..ese nombre me era conocido, ''Mi padre se llamaba Stanislav Belikov..un miembro de la realeza licantropa..'' La voz de Jordan sono en mi cabeza y un mareo me atraveso. Stanislav el hombre que acababa de ver era el padre de Jordan.
Tome aire y abri los ojos. Estaba en una habitacion con un enorme ventanal que daba a un tipo jardin, las paredes recubiertas de color dorado, los muebles perfectamente pulcros y yo estaba en una cama comoda y bien arropada. Espera...¡Donde demonios estaba! Me levante desesperada de la cama y me dirigi a la puerta, jale del cerrojo pero nisiquiera se movio un poco la puerta.
-Abranme en este mismo momento!-Demande enojada. Alguien se movio tras la puerta, esta se abrio tirandome hacia atras con fuerza. Un hombre demasiado alto entro llenando por completo el espacio de la puerta, su cabello negro le llegaba hasta la mandibula, tenia los ojos negros y sus facciones eran completamente eslavas y atractivas. Me miro como si quisiera disculparse pero su boca no se movio y solo me miro con curiosidad. Al ver que no estaba dispuesto a hablar yo lo hice.
-Quien eres y porque estoy aqui?..Sabes estoy harta de me secuestren y me traigan como muñeca de trapo de aya para aca y nisiquiera me digan donde chingandos estoy!.- Grite. Ok si estaba alterada pero quien me culpaba? Era la segunda vez que me secuestraban y me llevaban a no se donde y un idiota alto me veia sin decir nada y ahora.. estaba sonriendo? Que demonios le pasaba!?.
-No te enojes, tranquila. Soy Oleg Ivanov, soldado de la familia real Belikov. Primo de Aleksey Jordan Belikov. Tu debes ser Samianthe.- Su acento era ruso y no podia pronunciar bien mi nombre, no confiaba lo mas minimo en el pero el habia dicho que era primo de Jordan aunque tambien habia mencionado a un Aleksey, tambien era un soldado.
-No se quien es Aleksey ni se quien demonios eres tu, tampoco se que demonios hago aqui platicando contigo, no me gusta que me secuestren sabes, podria freirte con mis brazos en menos de un minuto, idiota ah y mi nombre No es Samianthe, es Sam..- Dije frustrada pero el solo mostro una sonrisa de alivio y sus ojos demostraban burla y diversion.
-El dijo que tambien te llamabas Emily asi que asi te dire, es mas facil de pronunciar y tambien dijo que eras algo desconfiada, terca, enojona pero muy hermosa, como una gatita, pero no le digas que yo te dije esto oh se enojara. A los lycans no nos gusta que otros les digan hermosa a nuestra compañera - Dijo pensativo, este chico divagaba mucho pero tambien me daba informacion muy util. Como por ejemplo dijo que ''el'' se enojaria y el unico ''el'' que creo que se enojaria seria Jordan, o sea que Jordan estaba aqui? debia ser asi si no quien mas era un licantropo.
-El? quien rayos es ''el'' que se enojaria y que soy su compañera? y si vuelves a decirme gatita te rompere la cara, Solo mi hombre puede decirme asi y hermosa tambien.- Dije intentando ser intimidante, el levanto una ceja y apreto los labios.
-Ven conmigo el quiere verte. -Abrio la puerta y estiro la mano indicando que saliera. Lo mire desconfiada.
-No saldre de esta habitacion y mucho menos sabiendo que me secuestraron, no de nuevo!, asi que dile a ''el'' que si quiere verme tendra que venir porque no saldre de aqui. No confio en ti.- Le dije enfadada, mis manos temblaban y sentia un fuego recorrer mi espinar dorsal, no esto no podia ser, no podia cambiar de fase en este momento! era muy peligroso demostrarles lo que era. Cuando estaba chica pensaba que ser una mujer mitad lobo era lo mejor pero entonces me toco ver a todos esos adolescentes de la manada que no podian manejar su temperamento y explotaban con cualquier cosa, cuando cumpli los 14 años me di cuenta que yo no queria eso, no queria ser un lobo. Entonces decidi dejar salir mas mi lado vampirico por el bien de mi misma y de los me rodeaban.
Oleg me miraba confundido, sin saber que hacer, estiro la mano con intencion de tocarme pero su mano se quedo a medio a centimetros de mi piel, suspiro.
-El sabia que te negarias, creo que sera mejor llamarlo para que venga. Bueno Emily me tengo que ir, quedate aqui y trata de nos destruir nada oh el me pateara por dejarte hacerte daño.- Oleg me dio una ultima mirada y salio por la puerta, bien esta era mi oportunidad. Sin pensarlo abri la puerta tras de Oleg, el me miro y hizo quiso meterme a la habitacion pero antes de  que pudiera hacer algun movimiento me abalance hacia el y le di un golpe en la nuca, su gran cuerpo cayo desmayado abarcando la mitad del corredor. Antes de que alguien pudiera venir me fui por el corredor buscando el familiar olor de Jordan, pero no habia nada, todo era dulce y oro en esa mansion. Habia enormes pinturas de familias reunidas y sonrientes. ''tu solas tener una familia Sam, recuerdas como se juntaban cada domingo a ver peliculas y reias por la necesidad de Angell de probar las palomitas pero no poder hacerlo, era bueno todo eso que tenias, a tu madre arropandote por las noches y amandote, a tu padre riendose cuando tu madre le besaba el cuello..''.Arroje esos recuerdos fuera de mi mente, no eran buenos para mi, no lo eran para mi pobre corazon. Segui mi camino decidida a encontrar una salida de este lugar pero un pensamiento no dejaba de rondar mi mente ''Jordan'' mi corazon se estremecio y por primera vez en dias tuve miedo, miedo por el, miedo de que algo le hubiera pasado y yo no estuve ahi para salvarlo como el me salvo a mi. No queria perderlo. Porque?, facil. Lo Amo. Una extraña sensacion me estremecio el corazon, yo nunca habia amado y el se estaba convirtiendo en mi todo en tan poco tiempo y tenia miedo de que me dejara.
Unas largas escaleras se abrieron frente a mis ojos y enfrente de ellas podia ver un poco de luz y oler ¿waffles y tocino?. Me apresure a bajar con cuidado de no hacer el mas minimo ruido, baje finalmente y frente a mi habia una enorme sala de estar en donde habian varias personas sentadas manteniendo una conversacion, sus ojos se levantaron cuando notaron mi presencia me evaluaron por un momento y yo me aliste lista para correr en cualquier momento que alguno de ellos quisiera atacarme. Uno de ellos se levanto de su asiento y se acerco lentamente a mi tomandome del brazo con fuerza. Grite y trate de separarme de el pero era demasiado fuerte.
-Ya basta Alik tienes 3 segundos para quitar tus manos de mi compañera, dejala en paz- Oh Jordan! me volte y vi a mi amado lobo al pie de la escalera vestido con camisa de seda azul y un pantalon negro, el cabello recortado y la cara severa, mi corazon palpito como loco y anhele poder correr a sus brazos. El observaba al licantropo que aun me tenia agarrada, el licantropo ''Alik'' al ver la mirada de Jordan me solto y regreso a su asiento murmurando. Jordan bajo la escalera y me miro serio pero su mirada cariñosa, parecia aliviado pero tambien me estaba evaluando.
-Estas bien?- Dijo y empezo a revisar mis brazos, tomo mi cara y tambien la reviso, me alejo un poco de el y observo mi cuerpo deteniendose en mis pechos mirandolos con lujuria, una sonrisa posesiva se apodero de su rostro. Me puse roja por el atrevimiento,
-Me parece que estas perfectamente.- Dijo con doble sentido.
-Estas bien?- Pregunte temblorosa. El apreto los labios y asintio pero parecia cansado y confundido. Suspiro.
-Si Cariño, pero tenemos que hablar. Ven aca- Dijo y me tomo en brazos y me dio un ligero beso. Me senti mejor que nunca, mi corazon regreso a su latido normal y deje de tener miedo. Suspire al solo sentir su simple tacto y sus labios en los mios me daban calma. Queria decirle por primera vez que lo amaba pero no tenia la fuerza suficiente. Ademas de que este no era el lugar correcto. Jordan rompio el beso pero no el abrazo, con una de sus manos toco mi mejilla y la acuno. luego bajo la mano y tomo la mia. Se voltio hacia las personas que nos observaban desde sus asientos.
-Ella es Samantha Emily Uley Cullen, ella es mi compañera y es MIA.- Dijo posesivamente pero al mismo tiempo sonriendo. -Sam el es Alik- Dijo refiriendose al hombre que me habia tomado por el brazo.-Grigory-dijo dirijiendose a un chico de cabello color blanco que miraba con aburrimiento a todos. El solo me dio un asentimiento.-Oh y el es Nikolay mi primo, ellos son mi manada- Dijo,era un chico de la edad de Jordan, tenia el cabello negro y los ojos de un profundo verde semejantes a los de Jordan pero no tan hermosos.
-Hola soy Samantha.-Salude a todos debilmente.
-Emily, dijo Jordan que podiamos llamarte Emily..- Eso habia sido por parte de Nikolay. Jordan me miro esperando una respuesta.
-Asi es, pueden llamarme asi- Dije dandoles mi mejor sonrisa. Nikolay sonrio satisfecho.
-Perfecto porque Samantha es largo.- Dijo a modo de broma pero solo yo rei.- Vamos Sam tienes que desayunar algo.- comento Jordan. Asenti y le segui por el corredor. Entramos a una enorme cocina, tenia una mesa para mas de 50 personas y estaba rodeada de ventanales por los que se veia un vasto jardin y arboles por aqui y por aya. Una mujer estaba junto a la parrilla con una pala en mano batiendo el contenido de una cacerola, llevaba un bonito vestido azul cielo y el cabello recogido, era joven incluso mas que Jordan y era muy hermosa.
-Sam ella es Galina, Galina ella es mi compañera Samantha Cullen.- Jordan nos presento, la chica me miro curiosa y sonrio.
-La famosa hibrida todos estan hablando de ti.-Dijo la chica.
-Hola- Salude. Ella se limpio las manos en una toalla junto al refrigerador y se acerco a mi y a Jordan.
-Es un placer que estes aqui- Dijo amablemente. Mire a Jordan buscando un poco de ayuda.
-Gal te importaria prestarme la cocina un momento?, mi chica tiene hambre y como buen compañero macho debo alimentarla.- Jordan me miro con toda la dulzura del mundo y yo no pude evitar sonreirle y mandarle un beso. Galina nos miraba divertida y asintio.
-Claro principe. Hasta luego princesa- Se despidio. ¿Princesa!?. Cuando Galina salio de la cocina me voltie a mirar a Jordan con confusion.
-Principe..?- Pregunte confundida. Jordan suspiro.
-Una larga historia te la contare cuando acabemos ok. Pero primero a comer que debes tener hambre, soy un estupido por dejarte sola. Lo siento nena te lo recompensare.-Jordan empezo a sonreir  y me contagio, lentamente me pare de la silla en la que estaba sentada, me acerque a donde estaba el sirviendo comida en un plato. -Me gusta cuando dices ''nena'' se escucha sexy- Dije ronroneado. el me tomo de la cintura y me dio un pequeño beso en el cuello.
-Puedo hacerte muchas otras cosas sexys empezando por aqui- Jordan tomo mi pecho entre sus manos y lentamente bajo un poco la blusa dejandolo al aire libre, su lengua lamio con dulzura mi pezon y un suave gemido broto de mi boca, inmediatamente el puso una mano en mi boca y con la otra comenzo a masajear mi entrepierna sobre el pantalon, sus dientes se cerraron sobre mi pezon y otro gemido mas potente salio de mi boca, mi mano bajo a la bragueta de su pantalon y toque por encima con cuidado. El jadeo y mordio mas fuerte mi pezon. Un momento, estabamos en una cocina en una casa desconocida con extraños con super oido.
-Tranquilo- Le susurre en el oido, Jordan suspiro y subio mi blusa de nuevo. Me miro y me dio un dulce beso.
-Te sacare de aqui Sam, te llevare con tu familia.- Dijo suspirando. Senti panico, mi familia? llevarme.?
-Cuando dices llevarme te refieres a irnos ambos verdad Jordan?.
-No puedo irme Sam, ellos dependen de mi pero quiero lo mejor para ti.- Dijo desesperado.
-Yo no ire a ningun lado sin ti.
-Te quiero tanto Sam- Me abrazo a el y una pequeña lagrima resbalo por mi mejilla al oir esas palabras.-
-Te quiero Jordan...

-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada